REPUDIO DE IGLESIA ANTE VIOLENCIA A LA MUJER

publicado en: Cultura, Iglesia | 0

El Consejo Cristiano de la Mujer Nacional y Federal de ACIERA expresa su profundo repudio por el ejercicio de la violencia de una persona sobre otra, en especial sobre los más vulnerables. En días donde la violencia contra la mujer sigue siendo una deuda social y moral, reforzamos y afirmamos nuestro compromiso en defensa de los más débiles, de los que no tienen voz y de los que necesitan garantías de un vida segura y plena.

Hoy nos indignamos por lo sucedido con Vanesa Carreño, apuñalada por su ex pareja frente a sus hijos de 3 y 5 años o por Úrsula Bahillo, que luego de meses de hostigamiento y tormentos fue asesinada. Ayer por la joven venezolana que al asistir a su primer día de trabajo fue drogada y violada por su empleador. Antes de ayer por otra mujer que salió de su casa y jamás volvió porque la ahogaron en el canal de un río. Y así, innumerables casos que no llegan a los medios de comunicación pero que parecen ser moneda corriente. A lo que hay que sumarle robos callejeros, asaltos en las casas, violencia en los lugares públicos, intolerancia de todo tipo. Día a día nos enfrentamos a cada vez más casos de violencia de todo tipo y color. Las estadísticas aumentan y la justicia se hace más lenta.

Es tiempo que la Justicia deje de coquetear con inmunidades políticas y se dedique a trabajar más comprometidamente con la sociedad. De tanto apañar y liberar delincuentes, estamos en un punto que pareciera no tener retorno. La inseguridad que va de lo personal a lo jurídico es espasmódica. La gente de bien está encerrada mientras que los que delinquen ganan espacio en las calles, en las relaciones interpersonales, en la misma Justicia que no los juzga y no los condena. Ponemos de manifiesto nuestro total repudio a todos los actos de violencia. No convalidamos estos crímenes. Alzamos la voz y nos pronunciamos a favor de la paz, el respeto, los principios y las prácticas de buen trato entre semejantes, acompañando a quienes sufren, víctimas de éstas situaciones.

Queremos expresar nuestro repudio a todo esta agresividad que hoy toma forma de violencia hacia la mujer, pero que es una situación que viene en escalada y parece no tener fin. Instamos al Poder Judicial a cumplir con la tarea encomendada. Al Estado a salvaguardar las vidas de las personas. A la sociedad a no bajar los brazos y seguir buscando el bien común y la paz interior.

Como Consejo Cristiano de la Mujer Nacional y Federal de ACIERA, una vez más extendemos el mas sentido pésame a las familias de las víctimas. Oramos por consuelo y paz, para ellos. Sabemos que el momento de dolor es profundo. Por eso, tal como venimos haciéndolo, seguimos acompañando, asistiendo y sirviendo en lo que haga falta a las víctimas y a sus familias.

Dice la Biblia: “Cuando no se castiga enseguida un delito, la gente siente que no hay peligro en cometer maldades.” —Eclesiastés 8:11